fbpx
jueves, 25 julio 2024

Área Privada AD'IP

spot_img
spot_img

Nivel de acabado Q3, Revista AD’IP N.º51

REVISTA AD’IP N.º51 – 1º CUATRIMESTRE 2023 – SECCIÓN INTERESA AL PROFESIONAL

AD’IP Asociación Española declara no estar de acuerdo en cambiar el nivel Q3 

En una última comunicación con ATEDY, y tal y como nos refieren a una publicación que ya realizaron con fecha del 25 de noviembre de 2021, y que se puede consultar en su página web, se mantiene proponer adaptar los criterios fijados a nivel europeo para que sean de aplicación en la futura revisión de la norma UNE 102043, con el fin de unificar criterios y mejorar la calidad de los acabados en los sistemas de entramado autoportante de placa de yeso laminado.
Desde AD’IP Asociación Española se ha expresado la disconformidad de cambiar unos criterios que se suscribieron por parte de ATEDY en la Norma UNE 102043:2013 “Montaje de los sistemas constructivos con placa de yeso laminado (PYL). Tabiques, trasdosados y techos. Definiciones, aplicaciones y recomendaciones” en la que se establecieron unos niveles de acabado que rigen actualmente en todas las memorias, presupuestos y prácticas asumidas de sistema de montaje, siendo el acabado Q3 el más habitual que se trabaja en las actuales contrataciones. El cambio pretende incorporar un trabajo adicional de mano de obra y material en una aplicación poco definida y muy ambigua, que sólo puede ocasionar confusión e intentar suplir con un “sucedáneo” un tratamiento que ya está perfectamente identificado como Q4.

REVISTA-AD'IP-N.º51-ACABADO-Q3

Cambio-de-ATEDY-Niveles-de-Acabado
Cuadrante comentado en la publicación de ATEDY donde reflejan el punto que proponen cambiar con respecto al nivel de acabado Q3

Desde la representación de la Instalación en España de los sistemas de Construcción Seca, entre los que se encuentran los Sistemas Constructivos de Placa de Yeso Laminado, se vuelve a exponer la necesidad de tener en cuenta la opinión de los Instaladores a la hora de pretender establecer criterios de la instalación, sobre todo en los que se refieren, como en esta ocasión, a los acabados de terminación a aplicar sobre los sistemas constructivos. Concretamente, y en relación al pretendido cambio de criterio del nivel de acabado Q3, se pretende incorporar a este nivel de acabado “un alisado del resto de la superficie con el fin de tapar los poros”.
En primer lugar, el nivel de acabado superficial habitual exigido y ofrecido en la mayoría de los trabajos que se instalan en la actualidad se corresponden al acabado Q3, a pesar del criterio puntualizado en la Norma UNE 102043, en la que se cita “Si en el proyecto no existe ninguna descripción, con los términos mencionados anteriormente, (niveles de calidad Q1-Q2-Q3 o Q4) se considera por defecto que se acuerda el nivel de calidad Q2”. Este nivel de acabado Q3 que se aplica se corresponde al que se refleja en esta Norma y tal y como también se recoge en el cuadrante resumen que viene al final del documento citado por ATEDY y elaborado conjuntamente por la (UEEP ) y Eurogypsum.

Por otra parte, se pretende incorporar una nueva aplicación adicional de alisado por toda la superficie que no concreta un criterio claro, ya que visualmente se podrá exigir una mayor o menor intensidad de carga dependiendo el criterio de quien valore la coloración superficial de terminación con respecto al fondo del cartón de acabado. Finalmente, se trata de incorporar un nuevo trabajo de acabado, que no llega a ser el acabado de finalización toda la superficie que está perfectamente definido en el Q4, incluyéndose al mismo coste que se está realizando el acabado habitual de Q3, ya que se pretende asignar este mismo criterio sin crear un nuevo nivel sino aplicándolo como una labor adicional al que ya está.

Cuadro-resumen-niveles-acabado-Construcción-Seca
Cuadrante que viene al final del documento citado por ATEDY y elaborado conjuntamente por la (UEEP ) y Eurogypsum.

Desde los espacios de la Distribución se traslada que de esta forma se evitarán reclamaciones, en los casos de la oxidación del cartón de acabado de la Placa, por exposición al exterior durante la obra y cuando no se aplica la imprimación adecuada, o la señal de algunas placas de rodillos… y así, finalmente también argumentan, se consumirá de paso más material que en la aplicación habitual. Lejos de entrar en todo esto que pueda llegar del propio sector y que está en boca de igual forma desde el espacio de la aplicación, desde AD’IP Asociación Española se tiene la obligación de trasladar públicamente esta postura, y se aborda y se expone con claridad y transparencia, pero con el talante conciliador y dialogante de avanzar conjuntamente en una línea de criterios que puedan estar reconocidos siempre por todas las partes, y que redunden en la mejor secuencia de la instalación y el mejor acabado para el Cliente.

“Si se pretende establecer un nuevo criterio del actual nivel de acabado Q3, “con ese alisado para tapar el poro” precisaría de más definición o concreción y que se le asigne una nueva nomenclatura para que no se creara conflicto con la existente.”

Es importante no confundir al prescriptor y al Cliente final. En cualquier caso, desde AD’IP Asociación Española no se ha identificado la necesidad de un paso intermedio entre el actual Q3 y el Q4, pero si así fuera, porque los Fabricantes lo hubieran llegado a percibir así, desde la Asociación se admitiría establecer ese nuevo nivel de acabado en una nueva denominación, manteniendo los actuales criterios para el Q3. Es decir, si se quiere cambiar, ya sea por una teórica demanda del mercado o por una equiparación a criterios europeos, en España se tendría que tener en cuenta que hay una Norma en vigor, la norma UNE 102043, con diez años de vigencia, y que se ha mantenido ese criterio y es el que está “normalizado” a día de hoy en la instalación. Si se pretende establecer un nuevo criterio del actual nivel de acabado Q3, “con ese alisado para tapar el poro” precisaría de más definición o concreción y que se le asigne una nueva nomenclatura para que no se creara conflicto con la existente.
Como no puede ser de otra forma, AD’IP Asociación Española intenta establecer un vínculo y unos criterios claros entre la regulación de la aplicación de sus sistemas por parte de los Fabricantes con la realidad de la puesta en obra y aplicación final de los mismos, no pudiendo nunca olvidar que el Instalador es el responsable directo de cómo y de qué forma se queda ese material finalmente colocado.
Queda el debate abierto públicamente y con la constatación de la postura mayoritaria de los Instaladores, esperando poder ser partícipes de esa futura revisión de una norma que proporciona las bases para la realización de los sistemas constructivos con PYL.







Artículos relacionados

spot_img

últimos artículos