jueves, 7 julio 2022
spot_img
spot_img

Javier Gómez Perea – El Asociado Opina – Revista AD’IP N.º 45

REVISTA AD’IP N.º45 ABRIL 2021 

SECCIÓN EL ASOCIADO OPINA

Javier Gómez Perea – Techos y Tabiques Modulares, S.L.

REVISTA-AD'IP-45-JAVIER-GÓMEZ-PEREA-EL-ASOCIADO-OPINAMi nombre es Javier Gómez Perea, Gerente de Techos y Tabiques Modulares, S.L., empresa ubicada en Málaga, asociada a AD’IP Asociación Española desde hace años, y desde la que fundamentalmente trabajamos para la satisfacción de nuestros clientes con una mejora constante, tanto en factor humano y profesional, como en la utilización de los mejores materiales para una óptima instalación. En esta línea de trabajo de la instalación somos una empresa un poco atípica, ya que nos movemos en un perfil de cliente conocido y seleccionado, que nos da confianza, sin entrar en el espacio de grandes constructoras que trabajan de una forma impersonal y sin valorar algo que no sea el precio.

“…no falta el trabajo, pero sí se nota que toda la inversión está parada ante la tensa espera de la evolución de la pandemia y la vacunación…”

La consecuencia indiscutible de los momentos actuales, los que la situación sanitaria y económica ha provocado, es una convulsión en los métodos de trabajo y que han tambaleado los cimientos empresariales a la hora de volver a pensar en procesos, herramientas de trabajo e incluso modelos productivos. Como instaladores, estamos en constante evolución para cumplir con nuestro cometido como empresa centrada en los trabajos de Tabiquería Seca, Techos Registrables y Aislamientos.
“No van con el mismo recorrido las exigencias y nuevas soluciones con la previsión económica que los respalde…”
Como yo suelo decir, en nuestra zona nos encontramos con dos tipos de construcciones diferenciadas, las que están en la zona más interna de Málaga, y las que están en toda la periferia o las poblaciones de mayor turismo de alto nivel económico, donde se realizan grandes villas y construcciones con unas estructuras y acabados con soluciones y materiales no tan habituales. En estos momentos no falta el trabajo, pero sí se nota que toda la inversión está parada ante la tensa espera de la evolución de la pandemia y la vacunación, y sobre todo ante el regreso del turista y del inversor extranjero que tanta repercusión tiene esas zonas como Nerja, Marbella, Estepona, Manilva…
Las grandes instaladoras que tienen que mantener una gran plantilla de trabajadores han estado apretando precios para asegurar una cuota de continuidad de trabajo, y poder asumir unos costes fijos estructurales, y de ello se han aprovechado muchos, de ahí el incremento de esas grandes obras tan competidas en precios de estos últimos meses, acompañado de un momento de un incremento en la incertidumbre de algunos cobros.
Ante todo esto hay una situación añadida que quería exponer y que vengo observando que cada vez se da más. Estamos en un momento de nuevas exigencias en la edificación, de proyectos cada vez más implicados en la incorporación de mejoras en la eficiencia energética, en la mejora de los revestimientos, de las hermetizaciones, de las protecciones, en conseguir mejores acabados estéticos y funcionales. Es algo que nos beneficia a todos, pero que se desajusta con la no equiparación presupuestaria. Y con esto quiero referirme a que no se está contemplando la elevación de los costes que conllevan esas nuevas exigencias en los presupuestos económicos de las obras y tampoco de los costes que implica esas exigencias. Los acabados que nos están exigiendo no se ajustan a los presupuestos que se están contemplando para poder acometerlos.

“Espero que mi exposición encuentre un punto de vista común con otras empresas Instaladoras y que el exponer esto (…) nos permita hacer un cambio positivo en todo el sector”

No van con el mismo recorrido las exigencias y nuevas soluciones con la previsión económica que los respalde en los nuevos proyectos y adjudicaciones de obras.
Esta situación, que estoy describiendo, muchas veces nos lleva a situaciones que comienzan con una aceptación por parte del cliente de un presupuesto, para el que no encuentra a nadie que se lo haga más económico, pero resulta que siempre habrá una imperfección final, o algo que no se ajusta a una determinada exigencia, que a la firma del presupuesto confirma que no la tendría en cuenta y que finalmente es indispensable para la entrega del trabajo.
Espero que mi exposición encuentre un punto de vista común con otras empresas Instaladoras y que el exponer esto en este espacio disponible para todo Asociado nos permita hacer un cambio positivo en todo el sector, un cambio que beneficiará desde el promotor al cliente final, incluyendo a todas esas empresas de desarrollo del proyecto, de dirección técnica, constructoras, almacenistas, instaladores…
Con una empresa con más de 33 años dedicados a la instalación, somos conscientes de la problemática actual en el sector, siendo una actividad en constante cambio, por lo que como empresario pienso que es necesaria la existencia de nuestra Asociación de Instaladores a nivel de todo el estado, que aglutine a nuestro sector, que con su apoyo e información nos permita estar al día de cómo evoluciona y ayudar a que lo haga de la forma más adecuada para todos.
Gracias por el espacio y la oportunidad, y seguimos sumando.
Techos y Tabiques Modulares, S.L.

 

Última Revista AD’IP publicada
Hemeroteca Revista AD’IP






Artículos relacionados

spot_img

últimos artículos