fbpx
domingo, 27 noviembre 2022
spot_img
spot_img

Entrevista a Manuel Gómez Parejo – Revista AD’IP N.º 46

REVISTA AD’IP N.º46 – AGOSTO 2021 

SECCIÓN NOTICIAS AD’IP – FERIAD’IP EDICIÓN 2020+1

Manuel Gómez Parejo

Ingeniero Informático – Director General de Formación Profesional y Formación para el Empleo de la Junta de Extremadura – Representante de Extremadura en el patronato de la Fundación Estatal para la Formación

“Como objetivo y como reto me he marcado fundamentalmente el dignificar la Formación Profesional”

La Formación Profesional, presente en FERIAD’IP edición 2020+1 

En la anterior publicación de la Revista AD’IP N. º45 se ponía de manifiesto la labor interna que desde la Asociación se desarrolla en varias áreas de trabajo y que en muchas ocasiones no trascienden de forma pública mediante imágenes o noticias, pero sobre las que se confía que se llegarán a tener buenos resultados y que serán relevantes para el sector. Una de esas líneas estaría centrada en el apoyo a la Formación, a la Certificación Profesional y la Acreditación de Competencias, con la relevancia que tiene para este sector la regeneración profesional, la nueva incorporación y la consolidación de unas bases y acuerdos que refuercen a largo plazo estos objetivos. Desde el apoyo de la Alianza para la FP Dual, de la que AD’IP Asociación Española es miembro, y a través del contacto directo con los Centros y sus docentes, se han ido poniendo de manifiesto todo las barreras o inconvenientes a superar para esta formación, y se confirmaba que de forma conjunta, con la participación de todas las partes, siempre será más fácil llegar a ese objetivo común de ayuda y potenciación de la formación de futuros profesionales y la debida acreditación y reconocimiento a los que la ejercen ya con profesionalidad.
En esas reuniones con los Centros, y concretamente con los cinco docentes que participaron en las entrevistas de esta anterior publicación, AD’IP Asociación Española ampliaba su compromiso de seguir trabajando en cómo poder sumar y se comprometía estudiar para el próximo certamen de FERIAD’IP 2020+1, que tendrá lugar los próximos días 5, 6 y 7 de octubre en las instalaciones de IFEBA, Badajoz, el apoyo y potenciación de las Competiciones de la Formación Profesional, Skills, con la presencia expositiva de esta importante iniciativa y que, sin duda, es muy valorada por profesores y alumnos, al igual que por la propia Asociación, como una fórmula más de destacar el trabajo real que se desarrolla desde este perfil profesional, para potenciar del interés de futuros alumnos, y para intercambiar conocimientos y experiencias entre los propios alumnos y entre los docentes de distintas comunidades autónomas y de distintos países.
FERIAD’IP llega a su momento y el compromiso se mantiene y se une al interés y total apoyo recibido desde la Dirección General de Formación Profesional y Formación para el Empleo de la Junta de Extremadura.
MANUEL-GÓMEZ-PAREJO-Entrevista-Revista-AD'IP-46-1Natural de Don Benito, Ingeniero Informático por la Universidad Politécnica de Cáceres (UEX), con máster Executive MBA., es funcionario de la Administración Regional, con plaza en el I.E.S. Cuatro Caminos de Don Benito y ha desempeñado diferentes cargos públicos, como la Dirección General de la Institución Ferial de Extremadura, FEVAL, y la gerencia de área del SEXPE de Don Benito-Villanueva de la Serena. Ocupó además el cargo de presidente de la Asociación Profesional de Agricultores y Ganaderos de Don Benito y comarca, teniendo un fuerte vínculo con el sector empresarial y especialmente con el sector agrícola y agroalimentario. Manuel Gómez Parejo es el actual Director General de Formación Profesional y Formación para el Empleo de la Junta de Extremadura y ha sido designado representante de Extremadura en el patronato de la Fundación Estatal para la Formación, constituido por la Administración General del Estado, por las Comunidades Autónomas y por las organizaciones empresariales y sindicales más representativas.
-A su llegada en 2015 a FEVAL como Director General aseguraba que llegaba con ilusión y ganas, y ponía además de manifiesto la gran proyección y capital humano de la Institución. Cuatro años después llega a su actual cargo de la Dirección General de Formación Profesional y Formación para el Empleo, tras haber dirigido un área del SEXPE y la Presidencia de una Asociación de agricultores y ganaderos. ¿Qué llevaba aprendido y de experiencia cuando llegada a su actual cargo que cree que más le ha servido para ejercer mejor su trabajo? ¿Qué retos se encontró y qué objetivos se ha marcado para desarrollar a corto y largo plazo?
Lo que más valoro en la experiencia que acumulé hasta llegar a este cargo es sobre todo la relación con el mundo empresarial, el saber realmente, como se suele decir, “el idioma de los empresarios”. ¿Para qué? Al final el objetivo de todo estudiante de la Formación Profesional es ejercer la profesión y es el encontrar un empleo. Qué mejor que conocer de primera mano cuáles son las necesidades de los empresarios, cuáles son las problemáticas que ellos tienen para poder darles esa respuesta. Yo creo que esta fue una de las principales razones por las que me pudieron llegar a proponer en su momento el llegar a ocupar este cargo, por esta fuerte vinculación que mi experiencia me ha proporcionado con el mundo empresarial.
Yo, tal y como se puede ver reflejado en mi perfil profesional, tengo también mi plaza en un Instituto, en la Formación Profesional, un Instituto con una gran trayectoria formativa, y eso me permite tener las dos visiones, las necesidades del Centro de formación y las necesidades reales de las empresas. Nos podemos estar refiriendo ahora al sector primario, pero por la Institución Ferial de Extremadura, FEVAL, donde tuve también la oportunidad de estar trabajando, pasaron por ella muchos sectores, y tuve la oportunidad de dirigir muchos comités organizadores de distintos sectores productivos, como construcción, turismo, comercio, agricultura, agroindustria, etc. Y eso me dio la posibilidad de tener una gran red de contactos, pero sobre todo un conocimiento profundo de cómo se movía, cuáles son las expectativas y cómo se movía, y a qué velocidad, el mundo empresarial. Creo que, con humildad, esa es la experiencia y el valor añadido que puedo aportar a esta Dirección General.
Como objetivo y como reto me he marcado fundamentalmente el dignificar la Formación Profesional. Creo que como sociedad hemos “castigado a la Formación Profesional”. La Formación Profesional era como una formación a la que llegaba la gente que no servía para estudiar, algo muy distinto a su verdadera realidad y que se está claramente demostrando. Vincular y “romper los muros” de los Centros de Formación para introducirlos en las empresas, que las empresas conozcan lo que se está haciendo en esos Centros, así como que las empresarios entren en los Centros, sean partícipes de los ciclos formativos que se imparten y nos ayuden a saber mejor cuáles tendríamos que incorporar, de Grado Medio, de Grado superior, el nuevo reto de los cursos de especialización, es decir, hacer una vinculación mucho más estrecha y que no haya tanta separación, debemos intentar que no haya ninguna, entre lo que es el Centro y la Empresa. Para ello hay una herramienta con la que podemos hacerlo esto muy bien, como es la Formación Profesional Dual. Hace tiempo que disponemos de la FCT, que se cursa al final del ciclo formativo y se incorpora ese alumno que ya tiene conocimientos a esas prácticas, pero la Dual va mucho más allá, como desde la Asociación conocéis muy bien al ser miembros de la Alianza para la FP Dual. Desde el primer momento se hace copartícipe a la empresa de esa formación.
El primer año conseguimos pasar del 1,6% de oferta formativa en Formación Profesional Dual al 7%. Este segundo año hemos conseguido llegar al 12%, cuando la media nacional está en el 3,5%, con lo cual se puede ver que en Extremadura estamos haciendo una fuerte apuesta por esta modalidad de formación. Al principio había muchas dudas de la viabilidad de esta formación en Extremadura. Y lo que estaba claro es que teníamos que hacerlo de acuerdo a las características de nuestra región, con un alto nivel de micro pymes. ¿Qué es más compleja llevarla a cabo en Extremadura? Sí, pero no imposible como estamos demostrando. Nosotros no podemos meter una misma aula de quince alumnos en una misma empresa, como pueden hacer en otras comunidades autónomos, pero lo que sí podemos hacer es meter quince alumnos en diez empresas. Lejos de ser esto un inconveniente, lo hemos convertido en una oportunidad y ventaja, dado que el alumno va rotando por distintas empresas y se va enriqueciendo mucho más. Tiene la oportunidad de conocer más diversidad de ámbito de la profesión.
Por tanto y resumiendo, dignificar la profesión, ya hemos notado un incremento este año de las solicitudes hasta en un 20%, y el romper los muros entre los Centros de Formación y las empresas.

“La FP Dual en la Construcción, creo que no solo es posible, sino que es necesaria”

-Cuando hablamos de la Formación Profesional Dual se pone muchas veces de manifiesto el poder despertar entusiasmo en esos alumnos, en cómo incentivar y motivar esta formación como una opción clara para su futuro profesional, pero también es muy importante ese trabajo y esfuerzo continuo del profesorado por reciclarse y adaptar sus conocimientos a toda la innovación. De igual forma, la participación activa que tienen las empresas, precisa de un esfuerzo por dedicar atención y tiempo a esa formación por parte de los profesionales asignados a esa tarea y responsabilidad. ¿Cómo ve bajo su experiencia ambos procesos de continuo reciclaje y de adaptación por parte de docentes y de profesionales de las empresas a los que se les encomienda la tutorización de los alumnos? ¿Cree que tanto a nivel de Extremadura como en el resto de España se está suficientemente preparados para la adecuada implantación de la FP Dual en el sector de la Construcción?
Empezando por el profesorado, ya teníamos un Plan General para la Formación del Profesorado para su reciclaje. En el Plan de Modernización de la Formación Profesional tutelado por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, y en concreto aquí, en la Junta de Extremadura, tenemos un eje exclusivo, de los cinco que inicialmente tenía el Plan, que ahora consta de seis, el segundo es la Formación del Profesorado.
Para poder formar bien al alumnado lo primero que tenemos que tener bien formado es precisamente a nuestro profesorado. El profesorado son personas muy cualificadas, pero debido a la gran velocidad a la que van evolucionando los sectores productivos es necesario un reciclaje continuo. Por eso, entendíamos que además de existir esa formación transversal y genérica para el profesorado, en el Plan de Modernización de la Formación Profesional teníamos que dedicar un eje específico para la formación del profesorado. Sobre todo, tenía que estar basado en dos pilares, en la digitalización y la sostenibilidad, que se pueden y deben aplicarse a cualquier tejido productivo.
Si hablamos de digitalización no tenemos por qué pensar en la familia profesional de informática y telecomunicaciones. Tenemos que pensar en la agraria, construcción y en todas, porque la tecnología está presente en todos los sectores y es una de las palancas de cambio junto con la formación que hace que ese sector sea más competitivo. Con lo cual estamos haciendo un esfuerzo especial en la formación de todo el profesorado en digitalización y sostenibilidad, teniendo en cuanta además que este año hemos llegado a 560 docentes y pretendemos llegar el próximo año a un número de más de 800 docentes.
Por parte de las empresas, tengo que agradecer públicamente el recibimiento y las puertas abiertas que tenemos de todo el tejido empresarial, sea grande, pequeña o mediana empresa, para recibir a nuestro alumnado. Son al final personas que tienen que estar perfectamente actualizados si quieren seguir siendo competitivos en el mercado, porque si no tendrían que llegar a cerrar sus puertas. Si tú no lo sabes hacer lo hará el de al lado, con lo cual ahí contamos con un autoaprendizaje del empresario, de manera continua y autodidacta, a menudo con micro formaciones para estar totalmente actualizado. También estamos haciendo una labor de comunicación entre el tutor del Centro y el tutor de las empresas, entre el profesor del Centro y “el profesor” de la empresa, para que este último pueda indicar que necesitan que en el Centro se trabaje más sobre un tema determinado. Muchas veces, cuando no existía esa conexión, el profesor seguía dando más de lo mismo de su temario y no se avanzaba en la dirección adecuada o nuestros catálogos no se actualizaban a la velocidad que precisan, quedándose en algunos apartados obsoleto. Con esto conseguimos que en tiempo real nos pueden comunicar que hoy ha entrado esta maquinaria de control numérico y que es fundamente que nuestro perfil profesional la aprenda a manejar, pues eso en el Centro y a nivel teórico tiene que darse para luego llegar a la empresa y” toquetear” en esa máquina con la continuación de la formación. Por tanto, esa comunicación entre el tutor de empresa y el del centro educativo nos hace tener mucho más actualizados todos los contenidos, porque la empresa nos los va trasmitiendo día a día, y en la empresa se pueden también informar a su vez de todo lo que llega al Centro de su sector. En un mundo globalizado e híper conectado tenemos que competir a nivel mundial, con lo cual gracias a la tecnología y a la formación podemos hacer también a las empresas más competitivas.
En cuanto a la última parte de la pregunta, relativa a la FP Dual en la Construcción, creo que no solo es posible, sino que es necesaria. Tenemos que hacer un triángulo entre la administración, la empresa de construcción y los alumnos para formar un “alumno 10”, en el sentido ya no en los conocimientos teóricos sino en los conocimientos prácticos que adquiere ese alumno en la empresa, y desde las administraciones facilitar todo ese recorrido. Tenemos que entender desde las administraciones que el alumno va a una obra a formarse. En los primeros meses el alumno recibe los conocimientos necesarios, sobre todo en materia de seguridad, para que luego ya se pueda incorporar siempre con esos conocimientos mínimos a la empresa. En la FCT ponemos en práctica los conocimientos adquiridos en la empresa, sin embargo, en la FP Dual aprendo en el Centro conocimientos teóricos y en la empresa aprendo los conocimientos prácticos. Con lo cual esto no se puede ver de otra forma. Debemos de explicarles bien a las administraciones competentes y que pueden resolver los problemas que se presentan, que el alumno no va a producir o trabajar como misión principal, el alumno va a la obra a aprender, va a formarse. Por tanto, veo necesaria la implantación de la FP Dual en la Construcción, un espacio donde son necesarias muchas habilidades, como la de trabajar en equipo y nociones que en ocasiones son muy difíciles de trasmitir a un alumno entre las cuatro paredes del Centro.

“Tenemos que ser una Formación Profesional Modular, Acreditable y Acumulable”

-La dificultad de trabajar en las obras de los menores de edad supone un claro obstáculo, que tanto constructoras como las plataformas de gestión de documentación deberían de ayudar a solventar con una labor conjunta de trabajo con la administración. La formación en prevención de riesgos laborales debería de poder coordinarse entre la formación de los Centros y la que las propias empresas pueden comprometerse a facilitar. La movilidad y distancias entre las obras es un factor más a tener en cuenta. ¿Cómo de importante es la coordinación y establecimiento de mesas de trabajo entre todos los actores? ¿Cuál es su experiencia como participante en ellas y cómo de desarrollados están unos protocolos o métodos de trabajo que establezcan estas fórmulas de participación y aportación de soluciones?
Creo que debo de incidir en el concepto que en la anterior pregunta yo ya dejaba constancia y que es muy importante. El alumno no va a trabajar, el alumno se está formando. De verdad que me gustaría que sirviera esta frase de reflexión para todos y que sea algo que interioricemos. No podemos poner trabas a la formación del futuro profesional equivocando el concepto como si tratara de un trabajador más. Los menores no van a trabajar a las obras, los menores se están formando. Tendrán que tener habilitadas unas condiciones o espacios de trabajos en los que sea posible su formación. Algunos podrán ser comunes con el resto de trabajadores, donde los peligros estén controlados y la protección personal esté por encima de todo. Si existe una mesa inicial de trabajo en la que se analice un plano, un espacio en el que se realice un replanteo o cualquier labor habitual que no lleve consigo un peligro más allá de la inexperiencia o de la propia formación en prevención que llevará consigo el alumno, no debería de poderse frenar esta posibilidad de formación, que no de realizar un trabajo. Acompañando a la propia formación el alumno proporcionará un desarrollo evidente de trabajo.
Con respecto a la movilidad y distancia de la obra, esto es un factor también importante a tener en cuenta y para el que nosotros también siempre buscamos esa complicidad con los sectores, de tal forma que cuando iniciamos la Dual lo hacemos constar, que existe esa posibilidad, de hecho, incluso disponemos de becas de transporte para poder solventar este aspecto concreto.
La experiencia de participar en las mesas de trabajo es plena. Acabamos de sacar de manera conjunta, en este caso, con la Fundación Laboral de la Construcción de Extremadura un Plan Sectorial exclusivo del sector de la Construcción, aparte de lo que estamos dando en los Centros de formación. Viendo la gran demanda y necesidad que existe en este sector, viendo que tenemos que reciclar a mucha gente que inicialmente estaban en la construcción, se pasaron con la crisis a la hostelería y ahora vuelven a la construcción, una construcción muy distinta a la que dejaron, es algo que tenemos que afrontar. La coordinación con el sector es plena, porque nosotros ponemos a disposición las mesas de trabajo a disposición, pero ellos al final son los que deciden cuál es la formación, dónde, cómo y cuándo hay que hacerla. En cuántas partes, en qué territorios hay que hacerlas, en qué momento y adaptándonos, como la apuesta por una formación modular, es decir, en lugar de dar una formación de 700 horas tenemos que dar 7 formaciones de 100 horas. Tenemos que ser una Formación Profesional Modular, Acreditable y Acumulable, de tal manera que yo tenga por qué obligar a una persona a salirse de su puesto de trabajo para formarse o estar nueve meses continuos. Podemos hacerlo de una forma modular, en varios años, de una manera mucho más flexible y cómoda, porque nos hemos dado cuenta que hay formaciones muy interesantes que no tenemos el éxito que debiera porque cuando hablamos con el alumnado, sobre todo con las personas ocupadas, nos dicen que no pueden dejar de trabajar para dedicarse a formarse.
Como digo, la relación con el sector es plena y además tenemos ahora “un pan recién sacado del horno” que en breve veremos su fruto.
-En el sector que representa AD’IP Asociación Española, y en relación a su actividad desarrollada en obras, a las empresas se les tiene que pedir un interés e implicación más allá de su beneficio directo a corto plazo. El alumnado que cursa el Grado Medio de Obras de Interior, Decoración y Rehabilitación, donde tienen la oportunidad de estar en contacto con estos sistemas y montajes, suele aspirar a cursar un Grado Superior y se incentiva además como valor añadido poder llegar a la Universidad. De esta forma, es mínimo el número de estudiantes que deciden quedarse en la obra al igual que el número que posteriormente pueda llegar a regresar tras su completa formación. La FP Dual promueve el incentivo económico de la remuneración para el alumno ¿Qué tipo de solución se ha podido valorar en cuanto a favorecer el interés de invertir en la formación de esos alumnos por parte de las empresas ante una baja posibilidad de incorporación posterior al puesto de trabajo de los mismos?
Al final, entiendo que es algo fácil de decir, pero luego no tanto de llevar a cabo, pero me atrevería a decir que esto es una cuestión de responsabilidad social corporativa. Es decir, se trata de pensar lo que yo con mi empresa puedo aportar a la sociedad y, además, esa visión de que yo aporto una formación a un futuro trabajador que luego no va a continuar en mi empresa, y que pierdo esa inversión, y no pasaría si todos participáramos en ello. Si todos aportamos a la sociedad esta participación formativa uno se iría a una empresa, otro a otra, pero al final siempre habría más personal formado. Yo tendría siempre una visión más amplia, y que además está ocurriendo, que muchas empresas ya presumen y reflejan en su web que son empresas que participan en la FP Dual, porque eso les da un grado de profesionalidad y garantía, reflejan que invierten en la formación al igual que las empresas que participan en la sostenibilidad. Nosotros estamos trabajando con la Administración para que las empresas que participan en la FP Dual tengan algún tipo de puntuación a la hora de licitar, si usted colabora con la sociedad en este sentido igual que le valoro otros factores económicos o de experiencia le valoro igualmente este apartado. Nosotros le podemos emitir un certificado desde la Consejería de Educación para que les pueda puntuar a ese nivel.
Y, además, cuando nos sentamos a hablar con los empresarios, siempre les digo que cuando los alumnos están cursando el Grado Medio, que les animen a seguir estudiando en un Grado Superior, que ya tendrán tiempo de trabajar dentro de dos años. Si esa persona u otra parecida te llega a tu empresa con una mayor formación estará mucho más preparada y podrá desarrollar mucho mejor los trabajos, con lo cual tu empresa se verá beneficiada y será mucho más competitiva con personal más capacitado.
Las soluciones por tanto para incentivar a las empresas a seguir sumándose en el FP Dual, además del compromiso social que supone y su correspondiente prestigio de disponer de una plantilla muy cualificada que llega a ser tutores de alumnos, sería el reconocimiento e incentivo de clasificación que por parte de la administración ya estamos trabajando. Yo mismo a nivel particular, si necesito contratar a una empresa y veo que en su página web me informa que colabora con la FP Dual, que tiene un apartado de formación, eso me dice algo muy importante de esta empresa, de solvencia profesional, me pone un sello de garantía.
MANUEL-GÓMEZ-PAREJO-Entrevista-Revista-AD'IP-46-Dirección-Gene-Usted es el actual representante de Extremadura en el patronato de la Fundación Estatal para la Formación, constituido por la Administración General del Estado, por las Comunidades Autónomas y por las organizaciones empresariales y sindicales más representativas. ¿Se puede decir que cada Comunidad Autonómica tiene una Formación Profesional distinta? ¿Qué hay en común y en qué criterios se diferencian?
Todos tenemos una parte común y luego tenemos otra parte cada Comunidad Autónoma adaptamos. Yo creo que esto es una virtud de la Formación Profesional, como es la capacidad de adaptarse al territorio. Hay territorios como puede ser Extremadura que es eminentemente rural y con una gran dispersión geográfica y baja densidad demográfica. Eso configura unas características que hacen que, a partir de los catálogos del ministerio luego nosotros adaptamos los currículums según nuestras necesidades. Por ejemplo, en el sector de la agricultura no es lo mismo la agricultura que se da en Extremadura que la que se da en Murcia. Es más, dentro de Extremadura no tiene nada que ver la que se da en Badajoz con la del norte de Cáceres, y con el sector de la Construcción pues pasa exactamente igual. Se pueden localizar obras puntuales muy grandes y una gran cantidad de pequeñas de ellas.
Así es que considero que este posible hecho diferenciador es una virtud y que nos permite adaptarnos incluso dentro de Extremadura a todo su territorio. Hay zonas a las que algunas veces cuesta más llegar por factores económicos o de voluntad porque muchas ocasiones a lo mejor no se puede llegar a completar el aula, pero podemos intentar siempre que haya un porcentaje mínimo adaptarnos y seguir en marcha con la actuación, porque si después de que hay pocos alumnos en algunos lugares no hacemos estos esfuerzos y adaptaciones particulares no llegaríamos nunca a estar.
-AD’IP Asociación Española representará en FERIAD’IP a los Sistemas de Construcción Seca, Falsos Techos, Aislamientos Térmicos, Aislamientos y Acondicionamientos Acústicos, Protección Pasiva Contra el Fuego, Revestimientos Impermeabilizantes y Revestimientos Decorativos, siendo ya un esperado gran punto de encuentro a nivel nacional para este sector. En su participación en una ponencia en la edición de FICON 2019, “Formación Profesional y Formación para el Empleo”, señalaba que era una ocasión única para relacionarse con los empresarios y dar a conocer las herramientas formativas. ¿Qué conclusiones pudo llevarse consigo de aquél encuentro? ¿Cómo valora la oportunidad que ofrece FERIAD’IP Edición 2020+1?
De aquel encuentro me llevé un baño de realidad, que no me importa reconocer y que así es como debemos de aprender. Somos los grandes desconocidos. No echo la culpa a nadie y yo soy el único responsable en el sentido de que las empresas no conozcan todo lo que hacemos, la capacidad que tiene la administración para ofrecerles opciones con respecto a la formación. Yo explicaba allí las herramientas tan amplias que tenemos en la Formación Profesional, disponibles en la nueva Ley de Ordenación e Integración de la Formación Profesional y que son desconocidas. Por otra parte, también me di cuenta que muchos de nuestros Centros no tenían conocimiento de las necesidades que tienen nuestras empresas.
Así que en cuanto a la valoración de la oportunidad que se ofrece con FERIAD’IP Edición 2020+1, creo que la principal es romper muros, hablando precisamente en un ámbito como es el de la construcción, romper muros y que nos conozcamos. Introducir a las empresas en los Centros de formación y a los Centros de formación en las empresas. Que podamos tener una comunicación bidireccional para dar la mayor respuesta posible a esas necesidades del sector, porque mucho me temo que estas necesidades cada vez van más rápidamente cambiando. Esta conexión creo que se hace obligatoria y es importante que sepamos lo que realmente les hace falta para nosotros poderlo incorporar en nuestro catálogo informativo. Que podamos trasladar las aulas a esas empresas de Extremadura y por supuesto a ese gran número de autónomos tan importante también para nosotros y dar respuesta a esas necesidades. FERIAD’IP Edición 2020+1 es por tanto una oportunidad única para que sepamos en qué estamos trabajando cada uno y un gran punto de encuentro para mantener esa comunicación y ese conocimiento entre las partes tan necesario.

“Me gusta volver a repetir esa frase: con ilusión se puede mover todo”

-Desde el primer momento nos ha trasmitido su máxima colaboración, algo que queremos destacar y agradecer, y que tenía la total seguridad que apoyando a AD’IP Asociación Española en esta primera edición de FERIAD’IP, en las instalaciones de IFEBA, Badajoz, está apoyando al sector. Usted, además, sabe de primera mano el esfuerzo que supone este tipo de eventos y convocatorias y más si cabe en el “despertar” de un certamen que nace con vocación itinerante por todo el territorio español y con una periodicidad anual. ¿Qué recomendaciones podría aportarnos desde su experiencia para trabajar en la línea adecuada y para que este proyecto se pueda consolidar? ¿Tiene la experiencia de haber podido vivir algunos ejemplos de propuestas parecidas desde su alumbramiento?
Lo principal es desterrar de las empresas ese posible concepto que este tipo de encuentros es un gasto o una pérdida de tiempo, en absoluto. Es una gran inversión y un gran impulso de relaciones. Una Feria hay que prepararla muy bien y consta de tres etapas, la previa, su preparación, su desarrollo y el después. Se deben de considerar como unos días de trabajo muy intenso para su empresa, en los que tienen que condicionarse a cerrar un negocio, el negocio viene después, son unos días en los que van a ganar mucho tiempo ya que las relaciones y encuentro que se van a hacer en tres días costaría realizarlas tres meses, garantizado, y es también una manera de que en un solo espacio tomamos conciencia de lo que está ocurriendo en nuestro sector.
Tenemos que ser capaces las empresas y los Centros que nos encontremos allí de valorar esas nuevas propuestas. Las Ferias hacen a los sectores mucho más potentes, mucho más competitivos.
He podido vivir el ejemplo de una empresa que tenía una bebida o un tema agroalimentario y coincidir con otra que tenía la fabricación de envases. Empresas que producían muy bien, pero se movían muy mal comercialmente o que a nivel internacional no tenían ningún contacto frente a otras que se movían como yo por Extremadura. Es una oportunidad de unir sinergias entre empresas que tienen diferentes especializaciones o incluso empresas competidoras que pueden unir esfuerzos para realizar operaciones conjuntas. A la Feria podemos ir también al medio día a tomar unas tapas y comer algo, da tiempo para todo, pero sobre todo se establecen unos contactos empresariales muy intensos a los que después podremos sacar un gran partido.
Es importante hacer una agenda de contactos previa para establecer unas reuniones de trabajo con mayor rendimiento relacionando intereses comunes.
-Como Ingeniero Informático, de ciencias, seguro que la digitalización en las aulas y la nueva comunicación entre docentes y alumnos es un campo que despertará sin duda su interés y en el que tiene que estar inmerso por su cargo. ¿Cómo ha sido esa evolución que desde la pandemia todos hemos notado y cuál es próximo futuro en materia de innovación y tecnología que pronto veremos?
La Formación Profesional está muy involucrada en la formación en las nuevas tecnologías, sobre todo como decía antes en la formación del propio profesorado en la digitalización, también en la sostenibilidad, y estamos montando las aulas ATECA, que son aulas de tecnología aplicada. Son aulas de un espacio colaborativo donde toda la tecnología de un sector tenemos que introducirla en esa aula donde tanto el profesorado como el alumnado va a relacionarse con estas tecnologías donde ambos van a poder ir avanzando. Yo ya lo de “nuevas tecnologías” no me gusta utilizarlo porque “lo nuevo” ya me suena a viejo”. En este ambiente colaborativo, si yo por ejemplo tengo en un Centro un simulador de grúa, otro Centro a lo mejor tiene que invertir en unos guantes y unas gafas, pero no tiene por qué invertir en el simulador y sí poder compartirlo en horarios distintos. De esta forma un Centro situado a 100 km puede beneficiarse de la utilización de unos medios compartidos. De esta forma todo el mundo, y cuando digo todo el mundo incluyo también a personas “de la calle” de forma que también el empresariado pueda beneficiarse de esta tecnología y saber el tipo de formación que están recibiendo los alumnos. De esta forma podremos también incorporar personal mejor formado y digitalizar a las empresas, que no significa precisamente en este concepto el hacer solo una página web a una empresa. Estamos intentando hacer un efecto radiante en el sector para todo lo que le rodee se impregne de estas tecnologías. Es importante que todos nos subamos a este carro para no quedarnos obsoletos y avanzar social y profesionalmente.
– “Con ilusión se puede mover todo”. ¿Su ilusión de proyecto de futuro profesional lo continúa viendo ligado a la educación? Y para finalizar esta entrevista que tanto le agradecemos junto a su gran colaboración prestada, en vistas de la evolución social en la que hoy nos encontramos ¿hubiera elegido estudiar la misma profesión o barajaría alguna otra alternativa?
Me gusta volver a repetir esa frase: con ilusión se puede mover todo. Yo tengo mi plaza como funcionario en un Instituto y evidentemente voy a seguir ligado a la educación. Personalmente ahora estoy disfrutando muchísimo porque estoy dentro de la educación y además trabajando en cómo llevarlo a la empresa, al igual que cómo llevar la empresa a la educación. Me encanta la formación y me encanta el mundo empresarial, ya que he tenido la oportunidad de vivirlo en casa, y ahora tengo en mis manos herramientas que pueden ayudar a unir completamente estas dos partes. Me doy cuenta que mi mente va mucho más rápido que las normativas que nos condicionan, porque la mente y el sentido común de cómo avanza todo, y tan rápido, te va diciendo una cosa y luego viene la normativa y te hace ir hacia atrás. Yo sigo palpando a pie de calle cuáles son las necesidades, pero además estoy convencido que las cosas hay que cambiarlas desde dentro. Por eso estoy muy agradecido que hayan contado conmigo para desempeñar mi actual función y la estoy disfrutando porque veo cómo estamos consiguiendo avanzar en muchos aspectos, a lo mejor no a la velocidad que yo quisiera, pero sé que este es el camino. Con lo cual seguiré ligado a la educación seguiré ligado a la formación y, si yo invito a mucha gente a sumar y ayudar a mejorar esto no puedo salirme yo fuera, porque además la Formación Profesional que estamos definiendo es una formación para lo largo de toda la vida profesional. Tenemos que acostumbrarnos a ver entrar personas de 50 años a un Instituto. Parece que cuando ya vemos a personas de más de veinte o veinticinco años entrando en un Instituto le damos de lado o creemos que tiene que ser un profesor, nos tenemos que acostumbrar que nuestros Centros de Formación Profesional estén abiertos el mayor tiempo posible y evidentemente para todas las edades.
Si a un constructor le llega ahora un nuevo material o alguna fórmula nueva de aplicación de un sistema, pues puede decir que voy al Centro de Formación Profesional, realizo un curso de 80 horas, sigo trabajando y me sigo formando. Si una persona tiene 55 años, le quedan un mínimo de otros 10 para seguir trabajando, tiene que tener abiertas las puertas para seguir formándose. No digo de septiembre a junio, pero por qué no de octubre a diciembre. Hay que predicar con el ejemplo y yo acabé de estudiar lo último reglado hace algo más de un año. Tengo mi oposición y mis estudios, y en teoría no me hacía falta, pero sí me hace falta para ser mejor profesional y desempeñar y dar lo máximo dentro de cada puesto que ocupe. Estar bien formado me ayudará siempre a desarrollar mejor mi trabajo a su vez el personal y las empresas que dependen de las decisiones y el trabajo que yo desempeñe.
Y sí, volvería a estudiar informática porque si hace 20 años le veía sentido hoy lo veo aún más, porque la tecnología se impone y es una formación que puede ser muy específica pero también muy transversal, fácilmente se adapta a cualquier sector. Como alternativas, por lo vivido con mi abuelo y mi padre, seguro que me llamaría la atención la agricultura, disfruto mucho cuando también veo esos avances tecnológicos en este campo. En la agricultura aprecio mucho ese salto cualitativo de la aplicación de la tecnología, cómo pasamos por ejemplo de regar a pie a regar con los teléfonos móviles, el hacer programas de riego o alimentar todo el año a las plantas de un pequeño terminal. Esa mezcla me entusiasma, la unión de la agricultura y esa tecnología, algo que desde FEVAL también tuvimos la oportunidad de comprobar al manejar un centro tecnológico relacionado con la agricultura.

 

Fuente: Revista AD’IP N.º 46 – Extracto de la Sección Noticias AD’IPFERIAD’IP Edición 2020+1 – Entrevista realizada y dirigida por Jesús Mª Sánchez Traverso – Secretario General de AD’IP Asociación Española.






Artículos relacionados

spot_img

últimos artículos