Entrevista a César Maurín Castro – Revista AD’IP N.º 46

REVISTA AD’IP N.º46 – AGOSTO 2021 

SECCIÓN ACTUALIDAD – LA VELOCIDAD DE LA TRANSFORMACIÓN – DIGITALIZACIÓN, INNOVACIÓN E INFRAESTRUCTURAS

César Maurín Castro

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la UAM – Director del Departamento de Digitalización, Innovación, Comercio e Infraestructuras de CEOE

“Esta difícil labor… Solo podríamos llevarla a buen término con un equipo profesional de tanto nivel

CÉSAR-MAURÍN-CASTRO-CEOE-Revista-AD'IP-46-2AD’IP Asociación Española, dentro de ese nuevo espacio de representación, desde CEOE, y con la vista puesta en el nuevo proyecto de ampliación y restructuración interna previsto para 2022 que le permita la consolidación de delegaciones de zona y ampliación de su representación y presencia, sigue avanzando en su mayor conocimiento de la propia estructura de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales y trasladando en esta publicación la directa comunicación e información que desde sus distintas áreas nos facilitan, así como el privilegio de poder tener al otro lado profesionales de tan alta relevancia.
Estamos viviendo una época, un presente, de grandes retos que nos están volviendo a definir nuestro contexto económico y social, donde la innovación, la digitalización y los avances tecnológicos tienen un protagonismo fundamental. A ello se une la sostenibilidad, la recuperación económica y la apuesta por el crecimiento de las empresas españolas. Ninguno podemos permanecer al margen de todo ello y es necesaria la integración de esta nueva era de forma estructurada y que llegue por igual a toda la sociedad, algo que resulta muy complejo ante la gran velocidad del cambio.
Volvemos a encontrar al otro lado a un gran profesional y a una de las personas que mejor nos pueden acercar la realidad de este momento en estos ámbitos tan importantes y actuales. César Maurín Castro vive en primera línea esta gran “velocidad de transformación” y cuenta con una larga trayectoria y experiencia que le sitúa como una gran referencia acreditada para establecer las claves dentro de este intenso proceso de digitalización y cambio global. Con la gran implicación desde el primer contacto por hacer un hueco en una muy apretada agenda, participa en esta nueva publicación de la Revista AD’IP desde la que se le reitera el agradecimiento por la atención recibida y por la importante participación y aportación que supone.
Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid, a principios de los ’90 fue socio fundador de una empresa dedicada a la venta a distancia de artículos tecnológicos y de regalo y, antes de llegar a CEOE, ocupó la Dirección del Departamento de Marketing y Comunicación del Center for Cultural Interchange, en Madrid.
En el año 1997 se incorporó al Departamento de Economía de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), como responsable del Gabinete Simpro España, dedicado a la difusión y desarrollo del Intercambio Electrónico de Datos (EDI) y el comercio electrónico. Posteriormente asumió la responsabilidad del Área de Sociedad Digital e Innovación del Departamento de Asuntos Regulatorios y europeos de esta organización, siendo el responsable de la Secretaría de la Comisión de Sociedad Digital, de la Comisión de I+D+I y de la Comisión de Concesiones y Servicios. En el ámbito de actuación de estas Comisiones se abordan aspectos como la Innovación, las Smart Cities, la Transformación Digital, la Propiedad Industrial e Intelectual, la Protección de Datos, la Industria 4.0., las Ayudas Públicas a la I+D+I, el Sistema Concesional o el Facility Management, entre otros. Actualmente ejerce las funciones de Director del Departamento de Digitalización, Innovación, Comercio e Infraestructuras, del que dependen importantes Comisiones.
– Quienes comenzamos ahora a tener la visión interna del trabajo que se realiza desde CEOE, como se valora desde AD’IP Asociación Española, nos sigue sorprendiendo el trepidante ritmo de trabajo… Solo habría que destacar, por ejemplo, los últimos informes publicados a finales de julio desde su Departamento. ¿Cree que a la sociedad le llega toda esta labor que desde CEOE se desarrolla? En 1977 se constituye la CEOE y en 1978 la Constitución Española reconoce a CEOE como interlocutor social ante Gobierno y sindicatos. Veinte años después usted se incorporó y pronto llevará 25 años trabajando en la Confederación. ¿Cómo diría que ha sido su evolución profesional dentro de este espacio de trabajo, en cada uno de los puestos que ha ido ocupando, y de forma paralela a la propia evolución de CEOE?
Como bien dice, el trabajo que se desarrolla en CEOE es muy intenso y, atendiendo a sus propias palabras, en ocasiones, trepidante.
Concretamente, en el seno de las distintas comisiones de nuestra Organización se han elaborado diversos trabajos, estudios e informes que tratan de aportar la visión más actualizada de las necesidades del tejido empresarial en unas circunstancias tan difíciles como las actuales. En el caso del departamento que tengo el honor de dirigir, gestionamos una cuarta parte de las comisiones de CEOE, fundamentalmente de carácter sectorial, en las que hemos trabajado en ámbitos tan importantes para nuestra economía como la digitalización, la innovación, el comercio, las infraestructuras, la vivienda, el sistema concesional o el transporte.
Desde mi llegada a CEOE, en el año 97, he podido vivir mi evolución profesional muy ligada a la propia evolución de CEOE. Desde mis inicios, con proyectos de difusión del comercio electrónico, hasta el día de hoy, donde podemos encontrar una Organización muy pegada a las necesidades más actuales de las organizaciones y las empresas españolas; como son las propias de los procesos de digitalización y sostenibilidad, de carácter tan transversal, con el necesario vínculo con los fondos europeos, tan importante en su ejecución para la competitividad de las empresas españolas.

“Muchas de las comisiones que dependen de nuestro departamento tienen un carácter muy transversal y afectan a la mayoría de las empresas”

-Desde su actual responsabilidad ¿Cuál es el trabajo concreto que desarrolla su Departamento dentro de cada área y qué protagonismo e importancia tienen cada una de las Comisiones de Trabajo en las que participa? ¿Se puede decir que hay un hilo conductor en ellas?
Nuestro departamento se responsabiliza de la gestión de siete comisiones de carácter sectorial, una de ellas compartida con el Departamento de Empleo, Diversidad y Protección Social.
Esta labor de secretaría de las comisiones abarca toda la gestión propia de la actividad diaria de las mismas, desde la convocatoria de las reuniones hasta la elaboración de Informes, posicionamientos y defensa y presentación de los mismos ante todo tipo de instituciones.
Muchas de las comisiones que dependen de nuestro departamento tienen un carácter muy transversal y afectan a la mayoría de las empresas. Por citarlas todas, las comisiones que están bajo nuestra responsabilidad son las siguientes: Sociedad Digital; I+D+I; Competitividad, Comercio y Consumo (C4); Vivienda y urbanismo; Transporte y Logística; Concesiones e Infraestructuras; y Servicios Especializados Intensivos en Personas (secretaría compartida).
En este sentido, muchos de los aspectos que se abordan en algunas de estas comisiones afectan de forma directa a otras. De esta manera y a modo de ejemplo, todo lo relacionado con la digitalización y la innovación tiene su incidencia en el transporte, la vivienda, las infraestructuras o el comercio. El propio transporte y la logística son palancas clave del comercio electrónico y de la propia distribución comercial. Y así con otros muchos aspectos absolutamente interrelacionados con éstas y otras comisiones de CEOE que dependen de otros departamentos, como aquellas que tratan los temas industriales, energéticos o medioambientales, entre otros.
CÉSAR-MAURÍN-CASTRO-CEOE-Revista-AD'IP-46-No cabe duda de que, además de su gran trabajo y profesionalidad, cuenta con un gran equipo para poder gestionar tanta responsabilidad, y se entiende que con las propias bases de gestión que debe atesorar cualquier buena empresa que se precie. ¿Cuál es esa estructura de Equipo y cómo es la coordinación con diferentes perfiles profesionales?
Sin duda una de las claves del éxito de un departamento o de una organización se encuentra en el equipo humano y, en nuestro caso, tenemos la fortuna de contar con profesionales de primer nivel, con una excelente formación, inagotable entusiasmo y enorme profesionalidad.
Concretamente, nuestro departamento cuenta con perfiles muy diferentes, que se complementan y enriquecen el trabajo diario. Es muy importante contar con diferentes personalidades y, por supuesto, con personas con distinta formación, pero todos deben tener una serie de factores comunes, como son la lealtad institucional y personal, el entusiasmo en la tarea que desarrollan y la profesionalidad.
Por las propias características de nuestras comisiones, debemos afrontar situaciones complicadas en las que es necesario alcanzar una posición de consenso en un ámbito en el que coexisten diferentes intereses, en muchos casos contrapuestos. Esto nos lleva a ejercer de mediadores entre las distintas empresas y organizaciones que conforman nuestras comisiones en aras de alcanzar el necesario consenso que dé satisfacción a todos los miembros de la Organización.
Esta difícil labor, junto con las tareas técnicas que desarrollamos, sólo podríamos llevarla a buen término con un equipo profesional de tanto nivel como con el que afortunadamente cuenta nuestro departamento.
-En 2014 tuvo lugar la Cumbre de la Innovación, clausurada por el que hoy es S.M. el Rey Felipe VI, donde desde CEOE se trasladó la incondicional apuesta por I+D+I como pilar fundamental sobre el que edificar el crecimiento sostenible y equilibrado de nuestra economía, acompañado por un marco normativo, la inaplazable puesta en marcha de las acciones necesarias como eje de las políticas del Gobierno, así como el compromiso de liderar este proceso por parte de CEOE como altavoz del mundo empresarial. ¿Cómo fue el trabajo que se llevó a cabo para elaborar esta cumbre y qué visión puede trasladarnos a día de hoy de todo ello?
La Cumbre de la Innovación celebrada en 2014 sirvió para poner de manifiesto la importancia de los procesos de I+D+I para el mundo empresarial y para la competitividad de la economía española.
En aquella ocasión, conseguimos reunir a un selecto grupo de ponentes del mundo de la empresa y de la Administración que ofrecieron una visión muy amplia del sistema español de ciencia- tecnología- empresa. Además, como bien indica, la presencia del que hoy es S.M. el Rey Felipe VI hizo que la Cumbre obtuviera la necesaria notoriedad que el tema requiere.
En cualquier caso, no nos olvidamos de la relevancia de los procesos de innovación y, por ello, a día de hoy, la Comisión de I+D+I es de gran importancia dentro de CEOE y su actividad es muy intensa, con la elaboración de diversos informes y el traslado de las conclusiones de los mismos a los distintos responsables ministeriales en la materia.

“Muchas de nuestras propuestas y sugerencias han sido recogidas en la nueva agenda, España Digital 2025, elaborada por el Gobierno”

-El plan digital propuesto por CEOE y vigente hasta 2025 ha sido también un hito muy importante que ha servido de base para la Agenda Digital de España. ¿Cómo surge el proyecto de elaborar este plan y cómo fue trabajar en ello sin tener ninguna referencia previa? ¿Qué se ha conseguido desde entonces en innovación, emprendimiento y educación y qué nos queda de ese plan propuesto por cumplir?
El Plan Digital 2025 surgió de la necesidad de articular una agenda digital para España, algo que no existía desde 2013. Por ello, la Comisión de Sociedad Digital se planteó como objetivo elaborar un documento que pudiera servir de base a una futura agenda digital, es decir, una hoja de ruta para presentar al Gobierno con las necesidades y propuestas que el tejido empresarial consideraba de especial relevancia para ser implementadas a la mayor brevedad posible.
El planteamiento tuvo una gran acogida en el seno de la Comisión y se trabajó de una manera muy eficiente y coordinada, lo que dio como fruto un documento que se ha ido actualizando de manera continuada y que contiene cerca de 400 propuestas que implican a prácticamente todos los sectores de la economía, dada la transversalidad de la digitalización.
En CEOE estamos especialmente orgullosos de este Plan, ya que muchas de nuestras propuestas y sugerencias han sido recogidas en la nueva agenda, España Digital 2025, elaborada por el Gobierno.
Cabe destacar la inclusión del planteamiento sobre Macroproyectos Tractores y la necesidad de incidir en aspectos como la mejora de las capacidades digitales de la población y la transformación digital de las Pymes. La agenda digital incorpora acciones y planes específicos sobre estas materias y sobre alguna más, como la modernización de la Administración, la ciberseguridad o el despliegue de redes 5G, que tendrán que ser desarrollados en los próximos años, con el soporte y respaldo de los fondos europeos.

“Las comisiones no han dejado de funcionar, ya que fueron consultadas e informadas en múltiples ocasiones durante el periodo más duro de confinamiento”

-La pandemia, sin duda, sitúa un punto de inflexión social y profesional que nos ha condicionado y cambiado en muchos aspectos, al margen de la tragedia sanitaria que han supuesto los fallecimientos y las secuelas. ¿Cómo se han visto afectadas cada una de las Comisiones en las que trabaja por los efectos de la pandemia y en relación al espacio de trabajo que ocupan?
Como no podía ser de otra manera, la situación sanitaria extrema ha condicionado la actividad diaria de las comisiones. De hecho, la pandemia ha condicionado la manera de relacionarnos en todos los aspectos de nuestra vida; tanto laboral, como social y familiar.
No obstante, las comisiones no han dejado de funcionar, ya que fueron consultadas e informadas en múltiples ocasiones durante el periodo más duro de confinamiento. Pasado el momento inicial, donde las preocupaciones se centraban en ver cómo las empresas podían seguir desarrollando su actividad en un marco difícil y cambiante, en cuanto se estabilizó mínimamente la situación, las comisiones se volvieron a convocar y las reuniones se celebraron en formato online. Actualmente, se ha optado por establecer un formato mixto, en el que los ponentes y el staff del Departamento intervienen de manera presencial y el resto de miembros de la Comisión en remoto. Esperemos que, en breve, podamos ir acogiendo a más personas en nuestras salas de reuniones.

“Es normal que a los denominados baby boomers nos pueda costar algo más o, incluso, que tengamos una visión diferente del uso de la tecnología que los nativos digitales”

CÉSAR-MAURÍN-CASTRO-CEOE-Revista-AD'IP-46-3-En una intervención suya a finales de 2019 en “Diálogos sobre los cambios tecnológicos… El empleo que nos espera” usted ya ponía en valor la importancia de la digitalización, destacando también lo rápido del ritmo con que llegaba y que podría generar incluso en ocasiones estrés digital y contribuir por lo mismo a la generación de brechas entre trabajadores, en función del nivel de formación que tengan… ¿Cómo ve actualmente la formación digital en la sociedad española? El fenómeno “baby boomers” en España se circunscribe desde 1957 hasta 1977. ¿Cómo analizaría la experiencia vivida de los que nos incluimos en esa edad y cómo estaríamos situados ante la actual realidad social y tecnológica? ¿Es exagerado decir que para muchos jóvenes las personas mayores han pasado de ser un repositorio de cultura, sabiduría y experiencia a ser simplemente ahora analfabetos digitales?
Es evidente que el intenso proceso de digitalización al que nos hemos visto sometidos en los últimos años ha cambiado nuestra forma de relacionarnos, de trabajar e, incluso, de entender la vida. El desarrollo del teletrabajo, la teleasistencia, la teleformación, el telediagnóstico, el comercio electrónico, etc.; se han visto, incluso, potenciados por la situación sanitaria que hemos vivido en los últimos meses.
Por este motivo, es más importante aún incrementar las capacidades digitales de la población, donde España tiene un déficit, como señala cada año el apartado específico del índice DESI, elaborado por la Comisión Europea. Es imprescindible que la sociedad española pueda aprovecharse de las ventajas que ofrece la digitalización y la tecnología y, sin esa formación, no lo podrá hacer de manera eficiente.
Por otra parte, la inmersión tecnológica no depende de la edad, sino de la actitud. Es normal que a los denominados “baby boomers” nos pueda costar algo más o, incluso, que tengamos una visión diferente del uso de la tecnología que los “nativos digitales”, pero ello no obsta para que las ventajas de la digitalización puedan ser aprovechadas por cualquier estrato de la población, independientemente de su edad, género o condición social. Lo que es realmente importante en este sentido es evitar que se produzcan brechas por falta de formación o de posibilidades económicas, algo en lo que deben incidir especialmente las políticas y planes en proceso de desarrollo.
-Se habla de brecha social y brecha tecnológica. La pandemia ha puesto de manifiesto que, tras la urgencia de los países con mayor capacidad económica de acaparar el mayor número de dosis para su población, si no se hace lo imposible porque la vacunación sea global y llegue a todo el mundo, la capacidad de contagio y cambio del virus hará imposible llegar al deseado nivel de inmunización. La necesidad e interés obliga a esa “solidaridad mundial” algo que no ocurre con el mundo de las TIC ni con el resto de innovación y desarrollo. Ha tenido que verse cercana la destrucción del ecosistema en el que vivimos y el cambio climático para obligar también a cambiar conductas ¿Qué tendría que cambiar para que todos estos avances llegaran por igual a todos? Como ocurre en los anteriores ejemplos ¿Hay algún interés común que se pueda resaltar y que pueda propiciar esto?
Creo que existe un interés generalizado por parte de las empresas y los gobiernos en que las ventajas de la digitalización y la tecnología lleguen a toda la sociedad. Evidentemente, éste no es un proceso que se pueda conseguir de la noche a la mañana, pero, durante los momentos más duros de la pandemia, se han visto enormes muestras de solidaridad, donde las empresas, las distintas administraciones y otro tipo de instituciones, como entidades sin ánimo de lucro, se han volcado para conseguir, en la medida de lo posible y teniendo en consideración las limitaciones del momento, que las personas pudieran teleformarse y relacionarse en la distancia, dotando de terminales y de conexión a las familias más desfavorecidas.
Cabe destacar en este sentido las acciones que se han llevado a cabo desde la Fundación CEOE, con proyectos solidarios como el de “Empresas que ayudan” u otros relacionados con la vacunación de la población, como el Plan “Sumamos”.

“Contamos con organismos especializados de primer nivel que velan por la seguridad del espacio cibernético y coordinan la respuesta tanto a nivel nacional como europeo”

CEOE-Todas-las-empresas-en-una-representación-Hay muchos aspectos de la tecnología y la inteligencia artificial que no dejan de sorprendernos y de inquietarnos, como es la eliminación del dinero físico y total control digital del mismo, o lo que supone hablar de “jueces robots” como ya se está iniciando en algunos países. ¿Cree que la tecnología avanza más allá de nuestros propios cimientos éticos, de protección de derechos y de uso de datos? En la guerra fría inquietaba quien se pudiera hacer con el control de un maletín que podría hacer disparar bombas nucleares, hoy cualquier ciberataque puede llegar en un momento a controlar la domotización de una vivienda o desequilibrar grandes estructuras económicas. ¿Cómo se trabaja en esta materia de protección? ¿Existen criterios globalizados para ello o el desarrollo de estas protecciones son otro tipo de armas de defensa de cada país?
Evidentemente, la tecnología, como todo en la vida, puede tener un efecto negativo si se utiliza para fines perversos. Las enormes ventajas y ayudas que nos ofrece la digitalización pueden verse amenazadas por actividades delictivas, pero debemos trabajar para evitarlo.
Es cierto que los ciberdelitos han crecido en los últimos años como consecuencia del propio incremento del uso de la tecnología. No obstante, también se han incrementado las medidas y los recursos destinados a evitar este tipo de delitos. Existen compañías que han creado divisiones específicas, con muy buenos profesionales, dedicadas a la ciberseguridad.
A nivel gubernamental, contamos con una política común de ciberseguridad europea bajo el paraguas, por ejemplo, de la Directiva NIS y el Reglamento 2019/881 relativo a ENISA, donde se refleja su papel como Agencia de la Unión Europea para la Ciberseguridad, cuyas funciones son, entre otras, el desarrollo de esquemas europeos de certificación de la ciberseguridad.
A nivel nacional, se ha implementado la correspondiente normativa europea y se ha desarrollado, entre otros aspectos, la Estrategia Nacional de Ciberseguridad. Además, contamos con organismos especializados de primer nivel que velan por la seguridad del espacio cibernético y coordinan la respuesta tanto a nivel nacional como europeo, como el CCN-CERT del Centro Criptológico Nacional o el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE).

“Me parece realmente increíble todo lo que he disfrutado a nivel tecnológico durante mi carrera profesional”

-Al margen del trabajo que supone estar al frente de sus actuales responsabilidades en CEOE, su espacio de trabajo le permite también tener acceso a una información privilegiada o cuando menos tener la oportunidad de conocer de primera mano muchos proyectos innovadores en desarrollo y que pronto verán la luz. Con la perspectiva de aquél joven que iba por toda España dando charlas con empresas importantes cuando comenzó en un gabinete de facilitación de los procedimientos comerciales… ¿Qué nuevos acontecimientos tecnológicos de los que entiende que vamos a vivir en los próximos años cree que más le sorprenderían si se lo hubieran comentado entonces? Y hablando de futuro y para terminar con esta gran oportunidad que ha sido poder entrevistarle ¿Cree que podría mantenerse al margen de este mundo de constante información de innovación y tecnología después de jubilarse o por el contrario se ve incapaz de no seguir esa actualidad desde la trinchera tranquila de ese prometedor descanso?
Estas cuestiones que me plantea son muy interesantes, ya que he reflexionado sobre las mismas en más de una ocasión.
Por un lado, creo que si hace 25 años me hubieran hablado de todo lo que puede conseguir la Inteligencia Artificial o las posibilidades del vehículo autónomo, habría pensado que se trataba de una novela de Asimov o de una película de ciencia ficción. Según adelantan los expertos, lo que vamos a vivir a nivel tecnológico en los próximos años va a ser aún más llamativo que lo que hemos visto en los últimos diez o quince.
No obstante, me parece realmente increíble todo lo que he disfrutado a nivel tecnológico durante mi carrera profesional. Las capacidades de Internet, las comunicaciones móviles, el desarrollo del comercio electrónico y elementos hoy tan comunes como el correo electrónico han revolucionado la forma de trabajar y de relacionarnos. ¿Alguien se imagina ya vivir sin alguno de estos avances?
Y, por concluir y contestar a la última pregunta, la respuesta es que la innovación y los avances tecnológicos me parecen tan atractivos y están tan integrados en mi vida que me resulta impensable dejar de estar al día e informado de todos ellos. Espero seguir “tecnológicamente actualizado” siempre.

 

Fuente: Revista AD’IP N.º 46 – Extracto de la Sección Actualidad – La velocidad de la transformación, Digitalización, Innovación e Infraestructuras – Entrevista realizada y dirigida por Jesús Mª Sánchez Traverso – Secretario General de AD’IP Asociación Española.